Ir al dentista es, para muchos, un trámite por el que no quieren pasar. Ya sea por miedo, aprensión, o cualquier otra sensación, la visita al médico se convierte en una verdadera odisea.

 

En estos casos, en los que los pacientes están ansiosos, la opción de ir al dentista y poder trabajar tu miedo desde la base, o incluso utilizar técnicas de sedación se convierte en una idea realmente positiva; ya que hará más sencilla y práctica tu visita al dentista.

 

En Dr. Silvestre Rangil nos preocupamos por tu confort, por eso contamos con los mejores anestesistas para hacer de tu visita al dentista una experiencia agradable.

Por qué recurrir a profesionales que trabajan tu miedo

Existen tratamientos en los que la anestesia será fundamental para reducir el dolor del paciente, así como para facilitarle el trabajo al dentista. No obstante, los odontólogos que trabajan tus miedos desde la base o utilizan, en los casos que se requiera, con sedación, también son una opción para los aquellos pacientes ansiosos que tiemblan al ver una clínica dental. Los pacientes que se someten a estos procedimientos controlarán su ansiedad y ganarán confianza hacia el profesional que va a tratarles.

 

La sedación dental no es más que utilizar fármacos de forma controlada con el objetivo de relajar al paciente, para así evitar que el dolor y el miedo aparezcan durante la intervención. Además, cuando se pase el efecto de esta sedación no sentirán ningún tipo de efecto secundario.

Por qué recurrir a profesionales que trabajan tu miedo

Existen tratamientos en los que la anestesia será fundamental para reducir el dolor del paciente, así como para facilitarle el trabajo al dentista. No obstante, los odontólogos que trabajan tus miedos desde la base o utilizan, en los casos que se requiera, con sedación, también son una opción para los aquellos pacientes ansiosos que tiemblan al ver una clínica dental. Los pacientes que se someten a estos procedimientos controlarán su ansiedad y ganarán confianza hacia el profesional que va a tratarles.

 

La sedación dental no es más que utilizar fármacos de forma controlada con el objetivo de relajar al paciente, para así evitar que el dolor y el miedo aparezcan durante la intervención. Además, cuando se pase el efecto de esta sedación no sentirán ningún tipo de efecto secundario.

Dentistas con sedación: qué tipos hay

A la hora de sedar y relajar a un paciente ansioso, existen diferentes vías por las que los dentistas con sedación pueden apostar. Éstas dependerán del tratamiento que vayan a aplicar y del comportamiento del paciente.

 

Los tipos de sedación que existen en la odontología son:

  • Yatrosedación
  • Sedación leve
  • Sedación moderada
  • Sedación profunda
  • Sedación intravenosa
  • Anestesia general

  • Yatrosedación
  • Sedación leve
  • Sedación moderada
  • Sedación profunda
  • Sedación intravenosa
  • Anestesia general

¿Buscas dentistas con sedación que no te hagan pasar dolor? No busques más, en Dr. Silvestre tenemos lo que necesitas.